Google Fonts se ha convertido es una herramienta de referencia para los diseñadores web, pero por cada fuente que agregamos a nuestro sitio web, aumenta el tiempo de carga, el peso de las fuentes puede aumentar mucho el consumo de recursos y convertirse en un problema a nivel de carga y de optimización. Para evitar que nuestra página sea penalizada por las herramientas de medición de velocidad de carga de sitios web, debemos elegir cuidadosamente el número de tipos de fuente que vamos a utilizar y calcular su peso, tenemos que tener en cuenta que cada familia de fuentes tiene diferentes tipos de peso y formato (bold, italic …), por lo que la suma de todos puede resultar más grande de lo esperado.

Una opción muy recomendable si necesitas cargar más de 3 tipos de fuente de una misma familia es usar fuentes variables, que ya están disponibles en Google Fonts, aunque su peso es considerable compensa si la suma de los tipos es mayor.

Estas son algunas de las familias de fuentes más populares y menos pesadas de Google fonts:

Sans Serif

 

Serif

 

 

Valoraciones


Sé el primero en valorar

* Tu valoración puede tardar hasta 72 horas en publicarse.

He leido y acepto el Aviso legal y condiciones de uso

Utilizamos cookies propias necesarias para el correcto funcionamiento de la web y personalizar el contenido. No utilizamos cookies de terceros ni guardamos información personal sobre ti. Puedes encontrar más información en nuestra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies